El síndrome de Frankenstein: creador de criaturas.

 

Cuando era pequeña, mis papás siempre trabajaron, por lo que mi hermana menor y yo nos quedábamos al cuidado de dos tías que eran (y hasta la fecha, son) muy fans del horror y la ciencia ficción.

Creo que tenía unos 7 u 8 años la primera vez que vi The Exorcist (“El Exorcista”), pero, para esa edad, ya podía presumir de haber visto Alien, A Nightmare on Elm Street (“Pesadilla en la Calle del Infierno”) y era una ávida fan de The X Files (“Los Expedientes Secretos X”), sin haber dejado de lado a shows de terror infantiles como Are You Afraid Of The Dark (“¿Le temes a la oscuridad?”) y Gosebumps (“Escalofríos”). Fui creciendo, y mi gusto por el horror y los monstruos aumentaba a la par.

No podía evitar el admirar el rostro de Freddy Krueger y pensar ¿Cómo le habrán hecho para que se vea así? ¿Estaba quemado de verdad? ¿Era una máscara? Y si así era, ¿Quién la había hecho?. Fue en ese momento que mi interés por descubrir qué había detrás de el rostro de Freddy y las múltiples cortadas de la pequeña niña Regan, sin olvidar como lograban hacer que un pequeño alien saliera del vientre de la intrépida Rippley. Fue entonces que descubrí el maravilloso mundo del maquillaje de efectos especiales y caracterización.

Día de Muertos y Halloween se convirtieron en mis festividades favoritas porque tenía la oportunidad de disfrazarme y maquillarme, es decir, caractirzarme de lo que quisiera o quien quisera, el límite era mi imaginación, y aunque no contaba con los materiales más profesionales, me divertía mucho resolviendo con qué material podría fabricar unos dientes para mi mandíbula zombie, por ejemplo.

Más adelante fui investigando y conociendo nombres legendarios de dicha industria, como el gran Dick Smith (The Exorcist, The Godfather, etc), Rick Baker (The Exorcist, Men In Black, Star Wars), Tom Savini (From Dusk ‘Til Dawn, Dawn of the Dead, Django Unchained), Greg Nicotero (Pulp Fiction, Sin City, The Walking Dead), entre muchos otros. Personalmente, uno de mis grandes sueños es poder estudiar en la Cinema Makeup School, situada en Los Angeles, California pero eso no significa que no haya empezado ya a prepararme para algún día, poder hacer maquillaje profesionalmente. Afortunadamente encontré un lugar excelente en todos los sentidos: MadHouse FX, ubicado al sur de la ciudad, es un taller especializado en maquillaje y efectos especiales liderado por Ricardo Domínguez.

Además de ser un espacio que brinda servicio de excelente calidad, también es una escuela, donde te pueden enseñar cosas tan básicas como la mejor técnica para hacer un moretón, hasta realización y aplicación de prostéticos de diferentes materiales. Mi ex profesor, Ricardo, me concedió una breve entrevista que me gustaría compartirles.

 

ricardodominguez

 


 

 

¿Cuál es tu primer memoria con el maquillaje y cómo fue que te iniciaste en el camino?

Creo que de los primeros recuerdos que tengo del maquillaje son quizás de la secundaria, me gustaba mucho maquillarme para Halloween y día de muertos tenía preferencia por las calaveras y por maquillarme como Wes Borland (guitarrista de Limp Bizquit) Y como no había YouTube ni tutoriales en ese entonces, comencé sólo comprando pinturas en el mercado y haciendo algunos experimentos conmigo mismo y hasta tiempo después fue que empecé a tomar algunos cursos para ir aprendiendo de todo un poco ya que aquí en México el maquillaje de efectos especiales no existe como carrera y a veces es difícil encontrar gente que haga este tipo de cosas de manera profesional, con buena calidad y que estén dispuestos a enseñar.

¿Cómo es un día normal en la vida de Ricardo? 

¿Un día normal? ¡Uff! Varía mucho pero normalmente me levanto temprano para atender a mis dos perros y cosas “normales” de casa, vengo al negocio, trabajo un poco con las redes de FX Mad House y otro negocio que tengo, reviso proyectos actuales y algunos futuros que me gustaría desarrollar y entonces ya pongo manos a la obra con todo lo que esté pendiente; a veces es trabajo en la computadora, en otras ocasiones son modelados, esculturas, visitas de clientes y esas cosas y más en la noche me voy a entrenar un poco de capoeira y regreso a casa a pasear a los perritos y a descansar

¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?

Disfruto muchísimo conocer gente, saber cómo son, que piensan, que les gustaría ser en la vida real y para su caracterización; creo que algo importante en mi trabajo es preocuparte por la gente, saber qué es lo que sienten y quieren, para así, conocer sus necesidades y poderles ofrecer el mejor trabajo posible y que cumpla todas sus expectativas porque verlos felices es increíble, incluso cuando después de maquillar a algún cliente te habla ese mismo día o un poco después para decirte que ganó el concurso al que iba y que todo el mundo quería tomarse fotos con con él o ella y cosas así, es una sensación padrísima, hace que te sientas aún más orgulloso de tu trabajo.

¿Qué dirías que es lo más difícil a la hora de maquillar? 

No creo que ya cosas difíciles, hay algunas que son más laboriosas pero en cuanto a clientes, de repente es cuando tienes que trabajar con muy poco tiempo, eso a veces puede complicar el trabajo, no importa si es un maquillaje de una escultura, normalmente me gusta tener tiempo suficiente para dar excelentes resultados, otra cosa que puede ser difícil son algunos clientes “inquietos” principalmente a los que estás maquillando porque muchas veces comienzan a tomar los maquillajes todas las herramientas de trabajo y empiezan a quedar regadas por todos lados o las maltratan, hay otros que no conocen el proceso para algunos maquillajes y es chistoso porque, por poner un ejemplo, los estas maquillando  sabes que más adelante vas a oscurecer los ojos pero por el orden de las cosas no lo haces aún, y desde ese momento el cliente empieza decirte “oye y no sería bueno que pusieras un poco de de un color oscuro aquí en mis ojos o algo así?”, entonces es entretenido ver como ellos también se sienten parte del proceso; pero claro, hay algunos pocos que van más allá y ya tratan de decirte cómo hacer el trabajo de manera más mandona sin saber nada de maquillaje o el proceso, esos ya no son tan “entretenidos” pero nunca ha sucedido nada grave, solo se ocupa un poquito más de paciencia (risas).

Si no te hubieras dedicado al maquillaje, ¿Qué estarías haciendo?

Probable y tristemente estaría trabajando en alguna oficina con cosas de diseño, pero no me mal entiendas, de profesión soy diseñador gráfico y amo el diseño, pero la parte de estar una oficina me aburre mucho, se me hace más tedioso y considero que la manera en que se manejan muchas oficinas en México, no es quizás la mejor ya que te roba mucho tiempo para dedicarte a ti mismo, creo que mientras estés trabajando en algo que amas, como en mi caso el maquillaje para efectos especiales, no va a haber jornadas largas, pesadas, aburridas, sino que todas sus experiencias van a sumar a tu felicidad y a fin de cuentas para eso es la vida, creo yo, para ser felices y apoyar a los demás a lograr esa felicidad.

¿Qué opinas sobre los efectos digitales vs el maquillaje y creación de props tradicionales? ¿Cómo se pueden complementar, en tu opinión?

Como bien lo mencionas, no creo que estén peleados, en efecto, se complementan, hay ocasiones en que los maquillajes, por cuestiones de tiempo o de otras razones tienen algunos detalles que al momento de la filmación logran verse en cámara y creo que ahí es cuando en la parte digital ayuda a mejorar mucho lo que se creó de manera física, y para los actores considero que también es padre la experiencia de estar platicando con un monstruo por ejemplo, y no sólo estar hablando al aire con una pelota de tenis que sólo sirve como guía para posteriormente agregar al monstro, creo que lo físico hace que sea una experiencia mucho más enriquecedora y completa para todos; y claro que los efectos digitales son increíbles para que el trabajo que se realizó luzca inmensamente mejor; el trabajo de los artistas digitales es una labor increíble y súper interesante.

¿Cuál ha sido tu proyecto favorito en el que has trabajado y porqué lo fue? 

Hay varios proyectos que me han gustado mucho, pero creo que los tres principales son: un fauno que hice para un concurso, por todo el proceso de elaboración ya que fue un personaje muy muy completo y muy llamativo para la gente porque llevaba incluso zancos; también pondría a otro personaje completo que hice para un concurso en Guadalajara que era estilo Steampunk y traía muchos accesorios y era algo que a mí personalmente me gusta mucho, creo que por eso me hizo tan feliz, porque representaba muchas cosas con las que me identifico; y finalmente, pero no menos importante, también la grabación de un corto que fue en Guanajuato y Jalisco llamado “Guts” ya que fue conocer mucha gente muy interesante, las jornadas fueron pesadísima pero super divertidas tanto durante la filmación como después de, y al final siento que fue una experiencia muy completa y enriquecedora. Creo que esas tres serían las experiencias más interesantes hasta el día de hoy sin ningún orden en particular.

¿A qué artistas del maquillaje admiras?

Stan Winston definitivamente, no sólo por su trabajo si no también por la manera en que creció en el medio y por la pasión que le tenía a sus proyectos.

¿Cuál ha sido el momento más desafiante en tu carrera? 

Arrancar mi negocio (ríe), considero que fue difícil, ya que después de agotar mis ahorros para equipar el taller, hubo días que yo me despertaba con 10 pesos en la bolsa y sin saber que iba comer, pero afortunadamente en esos días llegaban trabajos que me ayudaban a salir de esos apuros y gracias a eso, al apoyo de mis clientes, de la gente, amigos y familiares que han creído en mi trabajo y han visto los resultados de lo que hago, fue que pude seguir adelante y continuar creciendo porque, mi teoría, es que a la gente le toma de uno a dos años ubicarte y de ahí ya empiezas crecer, el problema, como en el caso de muchos otros negocios, es poder aguantar esos dos primeros años.

¿Cuál es tu opinión acerca de la presencia de México en la escena del maquillaje FX a nivel mundial? 

Como mencioné anteriormente, lamentablemente en nuestro país no existen escuelas que impartan la carrera como tal. Existen varios lugares por aquí y allá, que ofrecen talleres y clases de excelente calidad como GO FX, que fue mi “alma matter” en esto del maquillaje, sin embargo, creo que tenemos muchísimo potencial y gente muy talentosa como Ana Gabriela Quiñonez mejor conocida como Madame Zombie, mexicana que trabajó en Spectre 007 o Raúl Muñoz Cruz que ha hecho muchas cosas para TV nacional y cine mexicano, de hecho estén pendientes al estreno de Los Inquilinos porque podrán ver su trabajo ahí. Me gustaría aportar mi granito de arena para que el día de mañana puedan existir nuevas generaciones de maquillistas FX mexicanos que ayuden a poner el nombre del cine mexicano en alto y que también pudiéramos seguir exportando artistas, para que a nivel internacional, todos puedan apreciar el talento tan grande que hay.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere dedicarse al maquillaje y la caracterización?

Que se preparen mucho, que no se rindan ni se desanimen por la gente que les diga que no se puede, que no hay trabajo de eso; muchas veces lograr un sueño implica sacrificios, a veces es difícil, incluso debes saber separarte de supuestas “amistades” que (a veces más tarde que temprano) notas que no te dejan nada positivo o que no aportan a tu crecimiento personal ni profesional, creo que esa sería la parte más complicada de lo que entregas, pero no se desesperen, una vez que empiezas a ver los resultados de tu esfuerzo y de tus sacrificios, es cuando te das cuenta de verdad que todas esas cosas y las que tú continúes haciendo valen la pena. Échenle muchas ganas, el camino no es fácil, pero si lo fuera perdería el encanto, dicen que “De las frutas amargas, se hacen mermeladas”, al final lo más importante es que creas en ti mism@ y persigas tus sueños.

15101943_10154695278368399_68096381_o 15102075_10154695278373399_818846651_o 15102105_10154695278333399_1901058450_o 15134221_10154695278328399_540249366_o 15146751_10154695278363399_1022950756_o 15152493_10154695278408399_804602386_o

 

Si quieren saber más sobre MadHouse FX pueden visitar:

https://www.facebook.com/FXMadHouse/

Dirección: Tepetlapa 1161, Popular Emiliano Zapata, delegación Coyoacán. 04800 Ciudad de México, CDMX

Teléfono: 01 55 5594 8886

Los comentarios están deshabilitados.